Aceptamos pulpo como animal de compañía

El Bodegón

Hace ya unos meses esta fotografía recibió un premio en el apartado “Flores. Bodegones de tres unidades” de un concurso y generó una discusión sorda que nunca se puso sobre blanco y negro. El origen del conflicto era simple ¿Es realmente un bodegón?

Tal vez la pregunta es errónea. La pregunta que debemos hacernos no es si la foto en cuestión es un bodegón. La pregunta es más sencilla y a la vez más profunda. ¿Qué diablos es un bodegón?

Ante estas cuestiones todos suponemos saber la respuesta, pero muchas veces solo creemos saber la respuesta. Muchos términos de los que usamos en todos los campos tienen un significado concreto que el uso o la historia ha ido modificando o puntualizando. No siempre los términos son lo que parecen.

Ante la pregunta obvia de que es un bodegón, mi primera reacción es siempre ir a la fuente normativa del idioma y en este caso al diccionario de la Real Academia Española (RAE) que en su edición XXI (1992 ) decía:

Bodegón … 3 Composición pictórica que representa por lo general cosas comestibles o seres inanimados

En la siguiente edición XXII (2001) esta definición pasó a ser:

Bodegón … 3 Composición pictórica que presenta en primer plano alimentos o flores, junto con útiles diversos.

Y de acuerdo a la página web de la RAE esta definición se modifica de nuevo en la próxima edición en este sentido:

Bodegón …3 Composición pictórica que expone como tema principal frutas, verdura, caza, pesca, otras viandas y objetos domésticos diversos.

Como podemos ver la definición si bien tiene relación con el concepto de naturaleza muerta a que se asocia comúnmente rehúye la exclusividad de la misma conforme pasa el tiempo. Lo único que une todo el discurso es la importancia de la naturaleza muerta en la composición.

Por otro lado durante esta investigación sobre el término bodegón pude constatar que varios profesores de arte no dudaban en marcar como bodegones obras de Velazquez conocidas por todos como “El Aguador de Sevilla”, “Vieja friendo huevos” y otras del mismo estilo.

La presencia humana en dichas obras es mas que notable, pero de acuerdo con los profesores de arte en dichas obras hay que destacar el equilibrio entre la importancia de la figura humana y la de los elementos de naturaleza muerta, por lo general elementos de cocina”

Creo que hoy en día para definir un bodegón hemos de centrarnos en que lo primordial es el centro de interés de la naturaleza muerta. Las figuras humanas (o en su caso animales) han de formar parte del “decorado” de la imagen en si.

Eso si, lo que tengo claro es que esta palabra no se puede usar presuponiendo que todos vamos a entender lo mismo. En concursos si usamos este término tendremos que concretar su alcance.

De hecho cierro este articulo con la fotografía que no presenté por faltar las flores. Pero nadie me podrá decir que no es un bodegón al 100%.